La familia Navarro Balbás elabora todos sus vinos Lerma bajo la Denominación de Origen Arlanza. Sus orígenes lermeños y el amor por su tierra les ha convertido en promotores incansables de esta pequeña Denominación de Origen hasta que vio la luz en el año 2007. Con sus vinos de alta calidad quieren convencer al mundo de la importancia que para ellos tiene recuperar nuestras tradiciones y evitar que el paso del tiempo y el abandono acaben con la herencia productora y elaboradora de sus antepasados.

Con un clima mediterráneo continental de altura con grandes oscilaciones térmicas entre el día y la noche, sus viñedos se encuentran enclavados en esta zona caracterizada por su altitud (1000 m) y situada en el valle medio y bajo del río Arlanza y de sus afluentes, hasta su confluencia con el Pisuerga en el sur-este de Palencia.

Los suelos son en general, profundos, diferenciándose dos tipos en una y otra margen del río Arlanza. En la margen izquierda, abundan los suelos aluviales, ligeros y ácidos, llamados de “cascajo” . En la margen derecha los suelos tienen un importante componente calizo, básicos, con mayor contenido en arcillas y horizontes superficiales muy pedregosos. Este tipo de suelo y la altitud son dos de las características más importantes de esta Denominación de Origen al alza en nuestro país.

La variedad mayoritaria es la tempranillo, característica por su forma de hombros marcados, por poseer una piel gruesa y dar vinos con mucho cuerpo. Dentro de las variedades tintas, también se permite la Mencía Garnacha y Cabernet Sauvignon, en cuanto a las variedades blancas se cultivan la viura y la albillo.