La vendimia y el transporte de la uva son decisivos para conseguir un vino de calidad. En Bodegas Nabal seguimos vendimiando a mano en cajas de 15 kilogramos para aumentar la calidad en la recepción de la uva. Una vez que llega a bodega, pasa a la mesa de selección donde se escogen las mejores uvas antes de entrar en los depósitos.

La elaboración se realiza en depósitos de acero inoxidable, donde se produce la fermentación de forma espontánea. Todos los vinos Nabal se elaboran por medio de procesos naturales poco invasivos, cuidando de que en cada uno de sus procesos reciba un trato amable.